Antigua biblioteca

La pelea entre Ciencias o Letras: Civil War

Bienvenido a los Campos de la Erudición. Elige un bando: Ciencias: Te sientes a gusto calculando, mirando más allá de lo que simplemente se ve, solamente aceptas aquello que puedes ver y tocar y deseas llegar a descubrir lo que aún está oculto. Sabes que todo es una combinación de números y tomas muestras de…

Bienvenido a los Campos de la Erudición. Elige un bando:

Ciencias: Te sientes a gusto calculando, mirando más allá de lo que simplemente se ve, solamente aceptas aquello que puedes ver y tocar y deseas llegar a descubrir lo que aún está oculto. Sabes que todo es una combinación de números y tomas muestras de aquello que percibes para desentrañar los misterios del Universo.

Letras: Te sientes a gusto entre libros, pasas las horas leyendo, soñando despierto y pensando, divagando acerca de lo que es el mundo. ¿Realmente soñamos o vivimos en una realidad que en el fondo no conocemos? Aprendes idiomas, te dejas embelesar por otras culturas y pasas los ratos libres rascando pergaminos componiendo música poética.

Qué diferencias hay entre Ciencias y Letras

Si te has sentido incómodo o molesto por la descripción que aquí se realiza de tu rama de estudios, tienes motivos y toda la razón en que es algo caricaturesco. Pero sigue siendo, sin embargo, una realidad muy presente hoy en día desde que en el instituto nos hacen elegir la vía que queremos seguir para encajar en una sociedad erudita muy estructurada arquitectónicamente hablando.

Comerciantes de huesos. Una historia de curas, naturalistas y fósiles

Y parece que al final solamente tenemos dos vías, ser de ciencias o de letras.

El origen de esta polémica tan atemporal surge hace 400 años aproximadamente, a finales del siglo XVII en la corte europea que marcaba los estándares de la moda en todos los aspectos pues vivía en ese momento su periodo más álgido: Francia.

Arquitectura Museo de Historia Natural de Londres

En la corte francesa en torno a 1690 se comenzó a desarrollar un fuerte movimiento intelectual que desembocaría en el tan conocido Siglo de las Luces pero que asentó sus primeras bases a finales del XVII. Lo que sucedió fue lo que hoy sigue siendo una auténtica Guerra Civil entre los estudiantes de Bachillerato y Universitarios que por muy amigos que sean siempre acaban discutiendo sobre los mismos temas. Los de Ciencias siempre son unos grandes estudiosos mientras que los de Letras pasamos las horas a la bartola.

En los grandes salones literarios se comenzaron a debatir estas cuestiones partiendo de esas mismas máximas que acabamos de mencionar dos líneas más arriba. La corte francesa prefería la literatura para sus reuniones en dichos salones y esto fue algo que molestó mucho a algunos eruditos. Por cierto, la palabra «ciencia» ya existía pero no así el vocablo «científico» que aparecerá mucho más adelante.

¿Qué engloban «las letras»?

Hasta entonces, «Las Letras» englobaban todo aquello que pudiera ser objeto de estudio y la explicación es bien sencilla. La invención de la imprenta permitió que se redactaran y publicaran libros sobre todos los temas y aquellos que se dedicaban a estudiarlos, redactar y publicar los suyos propios eran «Hombres de Letras».

Si hacemos memoria y volvemos hasta la Antigüedad, los grandes pensadores no se limitaban a leer o divagar sino que estudiaban el mundo y el Universo y formulaban sus teorías.

Es en 1699 cuando Francia separa las dos grandes partes del saber humano creando dos grandes universidades, la de las Letras y la de las Ciencias dejando una facultad aparte para lo que consideraban «Filosofía Especulativa«.  Y en 1730 se pone en marcha un fuerte debate para hablar del papel de ambas ramas del saber y el resultado, curiosamente, fue exactamente lo mismo que se dice hoy en día.

  • Ciencias: difíciles, mucho estudio, constantes, empíricas, visión del mundo, saber total, utilidad, objetivas, exactas.
  • Letras: atractivas, abstractas, relajantes, imaginativas, subjetivas, objeto de placer, descanso, relax, belleza, emotivas.

El resultado fue como la rama de las Ciencias englobaba todo el conjunto de ramas que tienen come cumbre la Ciencia mientras que las Letras se dividieron entre diversas ramas que al fin y al cabo no terminaban de corresponder a la cumbre de Letras (véase la Historia, la Geografía, la Filosofía…). Lo que se consiguió fue que los más científicos menospreciaron la rama de Lenguas y Literaturas pues en la época la Corte usaba ambas como medio de disfrute en sus salones.

Ciencias o letras en España

Esto fue lo que sucedió en Francia pero, qué casualidad, en el año 1700 los Borbones ganan la Guerra de Sucesión en España y asumen el poder trasladando también sus cánones que poco a poco fueron impregnando nuestra cultura para que este movimiento se desarrollara a lo largo de todo el siglo XVIII desembocando en nuestra Ilustración un poco más tardía que en el país vecino.

Este movimiento no es ajeno a Europa, en el Reino Unido sucedió algo parecido pues en el siglo XVII existía la palabra «science» pero no fue hasta el siglo XIX cuando aparece «scientist» con lo cual toda la cultura que este movimiento de separación entre las Ciencias y las Letras trajo consigo afectó notablemente al vocabulario y a la estructura de las lenguas de los países que sucumbieron al cambio.

Antigua biblioteca

Por último, debemos pensar que no siempre ambas ramas quedan separadas ya que existen las Ciencias del Lenguaje, por ejemplo, y en el dominio musical las matemáticas están bien presentes. De modo que, hoy en día, pese a que exista esa separación que parece atemporal y que solamente sirve para soltar comentarios jocosos a nuestros compañeros debemos tener bien presente que es algo que no hemos inventado, que ya tiene sus años y que, por supuesto, no debemos quedarnos tan cortos de miras. En la vida debemos aprender de todo y de todos y una de las mejores maneras es saliendo de nuestra zona de confort.

«Los de letras dominaremos el mundo y los de ciencias calcularéis cuando sucederá».

«Los de ciencias dominaremos el mundo y los de letras redactaréis libros para conmemorarlo». 

La poeta griega Safo de Lesbos

Safo de Lesbos, la décima musa griega del amor

Para saber más:

Comment les lettres et les ciences ont divergé en France. Slide por Philippe Caron, profesor en la Universidad de Poitiers (en francés, consultado el 14/6/17)

Comment les lettres et les sciences ont divergé. Une petite histoire des parties du savoir. Conferencia por Philippe Caron, profesor en la Universidad de Poitiers (en francés, consultado el 14/6/17)

Escrito por Roldán 

(@tocaelolifante)



Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad