La ruleta rusa no es de origen ruso

Hey, ¿cómo están? Hoy les traigo un artículo bastante random. Hace unos días estaba procrastinando por Internet, y una cosa llevo a la otra (como me suele pasar). El tema es que terminé leyendo algo que me picó la curiosidad, y que se llevaba por delante lo que pensaba. La cosa es que leí: “la…

Hey, ¿cómo están? Hoy les traigo un artículo bastante random. Hace unos días estaba procrastinando por Internet, y una cosa llevo a la otra (como me suele pasar). El tema es que terminé leyendo algo que me picó la curiosidad, y que se llevaba por delante lo que pensaba.

La cosa es que leí: “la ruleta rusa, no es de origen ruso” en un Tweet y me quedé pensando. No tardé mucho en empezar una investigación hasta llegar al resultado de que, efectivamente, la ruleta rusa no es rusa.

El origen de la Ruleta Rusa

Pero primero, por si hay alguien que aún no lo tiene en claro, les comento brevemente en qué consiste este ‘juego’. El juego de la ruleta rusa consiste en quitar uno o varios cartuchos del arma de fuego (que puede ser una pistola), girar el tambor al azar, y finalmente apuntar el cañón contra la sien del jugador. Debido al nombre de este entretenimiento, se podría creer que tiene un origen concreto. Pero no, completamente al contrario de lo que la creencia popular diría, la ruleta rusa nació en un cuento corto, publicado en la revista Collier’s Magazine. Ésta fue la primera vez que se utilizó el término ‘ruleta rusa’, y fue en el año 1937.

La persona, podríamos decir, que inventó este juego letal se llamó George Surdez. En su publicación de un relato donde hablaba de los juegos peligrosos a los que recurrían los soldados de la Legión Extranjera Francesa para lidiar con el aburrimiento en África del Norte, Surdez aludía a una carta en la que un mercenario alemán explicaba una conversación que había mantenido con un sargento ruso, cuando en 1917 se encontraban en Rumanía. Se explica perfectamente en la cita traducida, a continuación.

“Cuando todo se desmoronaba alrededor”, decía el sargento, “los oficiales rusos consideraban que no sólo perdían el prestigio, el dinero, la familia, el país, sino también el honor ante los aliados. Algunos de ellos, se encontraran donde se encontraran, sentados a la mesa, en una cafetería, con amigos, sacaban de repente el revólver, quitaban un cartucho del tambor, lo giraban, apuntaban el cañón del arma a su cabeza y apretaban el gatillo. La probabilidad de que el arma se disparara y de que el cerebro del oficial saltara por los aires era de cinco sobre seis. A veces sucedía, otras no”.

En fin, tampoco ha habido registros que muestren la presencia de este temerario entretenimiento entre las filas de soldados rusos, rumanos, o de cualquier otra parte. El primer caso real de muerte por práctica de la ruleta rusa, registrado en Norteamérica, corresponde a Thomas Markli. El sujeto se disparó el día de su cumpleaños.

Toda la información la he obtenido principalmente de la página web Russia Beyond.

En fin, nuevamente gracias por tomarse el tiempo de leerme.

Escrito por Nyx



Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad