Almudena Grandes. Desde mi trinchera.

  En los últimos meses Almudena Grandes ha estado al pie del cañón, ha aparecido en casi todos los medios y ha repercutido en infinidad de instituciones políticas y sociales. Su penúltima intervención ha sido desde el Salón de Cent del Ayuntamiento de Barcelona donde se ha pronunciado durante el Pregón de la Lectura de…

  En los últimos meses Almudena Grandes ha estado al pie del cañón, ha aparecido en casi todos los medios y ha repercutido en infinidad de instituciones políticas y sociales. Su penúltima intervención ha sido desde el Salón de Cent del Ayuntamiento de Barcelona donde se ha pronunciado durante el Pregón de la Lectura de Sant Jordi dando paso a una serie de tertulias, convenciones y firmas que se realizaran durante las semanas próximas al Día del Libro.

  En Madrid Almudena se citó junto al escritor Antonio Muñoz Molina para dar comienzo a la Noche de Los Libros este pasado viernes en la Real Casa de Correos. Allí la escritora charló junto a sus más fieles seguidores sobre su compromiso con la narrativa de guerra y concretamente sobre su más fiel admiración por Benito Pérez Galdós al que según Grandes le tocó — la ingrata tarea de entender este país. Ella misma asegura que inspira su mítica serie de novelas Episodios de una Guerra Interminable en los famosos Episodios Nacionales del autor canario. Con temas guerra civilistas y de posguerra sobre los que nos da a entender que — aún queda mucho que contar.

  Si nos da por recorrer su humilde trayectoria nos encontramos junto a una de las novelistas, tertulianas y columnistas más prolíficas de este país junto a otras como Rosa Montero, Elvira Lindo o la ya retirada Maruja Torres. Entre sus obras más notables cabes destacar: Las Edades de Lulú (Premio La Sonrisa Vertical 1989), Los Aires Difíciles (Premio Cálamo 2002), El Corazón Helado (Premio José Manuel Lara 2008) y Los Besos en el Pan (2015). Además de ser columnista habitual del diario El País y contertulia en los programas de Cadena SER ofreciendo su consejo y opinión. Se trata de una mujer imparable e infinita en sus posibilidades.

  Almudena nos ha ofrecido de todo y nos ha dado cuanto tiene en sus manos, como escritora ha sido inmensamente humana y sus lectores la hemos correspondido. La hemos visto dar la cara por nosotros en todas las posiciones y desde todos los francos pertinentes: políticos, sociales, económicos y hasta morales. Ha defendido sus propios ideales de izquierdas y sus convicciones feministas sobre la igualdad de la mujer, ha apoyado a los estudiantes desde secundaria hasta la universidad y cubierto a capa y espada a los pensionistas como si no hubiera mañana. No se ha olvidado de nadie. Encontró hueco en su día a día para acompañarnos a programas públicos, a presentaciones, a tertulias y a manifestaciones. Y varios fines de semana hasta encontró tiempo para firmar libros en la Feria del Retiro de Madrid. Y siempre desde su trinchera, que es la literatura: la del conocimiento sólido, la libertad de expresión y la osadía intelectual.

(C) Cristian Mozo Chica, 2018

Escrito por Cristian Mozo



Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad