La acusaci贸n Cuentos prohibidos Corea del Norte

La acusaci贸n. Cuentos prohibidos de Corea del Norte

En 2013 un escritor norcoreano consigui贸 sacar fuera de su pa铆s un manuscrito que conten铆a unos cuentos prohibidos que hab铆a escondido durante a帽os. Las leyes inapelables de un mecanismo certero me gu铆an, sin que yo pueda oponerme, hasta los libros que leo. A veces es un t铆tulo. Otras veces es el libro que lee el…

En 2013 un escritor norcoreano consigui贸 sacar fuera de su pa铆s un manuscrito que conten铆a unos cuentos prohibidos que hab铆a escondido durante a帽os.

Las leyes inapelables de un mecanismo certero me gu铆an, sin que yo pueda oponerme, hasta los libros que leo. A veces es un t铆tulo. Otras veces es el libro que lee el personaje de una novela que estoy leyendo. Otras, las lecturas que un escritor comenta en una entrevista. Tantas otras veces, recomendaciones de amigas y amigos lectores. Esta vez, no s茅 c贸mo, lleg贸 a mis manos La acusaci贸n un libro de cuentos prohibidos de Corea del Norte.

Kim Jong-un
Kim Jong-un, l铆der supremo

Son siete cuentos que nunca fueron publicados en su pa铆s de origen. Dos cartas al final del libro explican que su autor logr贸 hacer salir el manuscrito a trav茅s de alguien que huy贸 a la vecina Corea del Sur, donde fue publicado por primera vez en el a帽o 2014. Del autor sabemos que sigue viviendo en Corea del Norte y que, por razones de seguridad, usa Bandi por seud贸nimo. Bandi quiere decir en coreano: luci茅rnaga. Hay quienes sostienen que no hay uno sino varios autores tras el seud贸nimo.

Ya en el prefacio Bandi escribe: denuncio que esta luz es, en realidad, una noche sin luna, negra como un r铆o de tinta surcando el fondo de la tierra.

Libros prohibidos en Corea

Una noche sin luna. Un r铆o de tinta surcando el fondo de la tierra. Una luci茅rnaga. El autor nos habla de una oscuridad cerrada, de una clausura. Y al firmar Bandi, trae la imagen de una peque帽a luz, la luz m贸vil de la luci茅rnaga que, con su farol 铆nfimo, ilumina la oscuridad ciega. Y en esa oscuridad, la tinta, la tinta y la palabra que la tinta escribe. 驴Es 茅sa la luz? 驴Pueden las palabras iluminar lo real? 驴Qu茅 alumbra el gesto de escribir?

La acusaci贸n Cuentos prohibidos Corea del Norte

Denuncio dice adem谩s el autor. Y ser谩 desde esa posici贸n que entraremos a los cuentos. Sabemos que en las p谩ginas que tenemos en las manos hay algo que desborda la literatura. 鈥淟a acusaci贸n鈥 nos acerca a un pozo al cual caemos cuando vamos leyendo, de manera compulsiva, cada uno de sus cuentos. La crudeza de los relatos y el develamiento de la arbitrariedad instalada en los m谩s m铆nimos detalles de la vida diaria nos impiden tomar la distancia que permiten las cifras, las noticias vistas en la televisi贸n o las declaraciones abstractas acerca de los reg铆menes totalitarios. En los cuentos de 鈥淟a Acusaci贸n鈥 hay altoparlantes, desfiles militares, una escultura desmesurada. Hay hambre y pobreza. Hay soledad. Y hay, sobre todo, la certeza de que alguien lo vigila todo.  

La historia de Bandi

Entender que el m谩s m铆nimo error, la menor oscilaci贸n pod铆a costarle a alguien la vida, f铆sica y simb贸licamente, era una de las revelaciones de 鈥淟a broma鈥 de Milan Kundera. En 鈥淟a acusaci贸n鈥 los costos se trasladan de generaci贸n en generaci贸n, como las hipotecas en los tiempos del hipercapitalismo. Pertenecer a la casta de los 鈥渢raidores鈥 es un mal que se hereda, un castigo que pervive m谩s all谩 de la muerte. Hijos y nietos trajinan una vida en suspenso por lo que alguno de sus antecesores hizo, o alguien dice u otro interpreta que hizo. El pan贸ptico que sobrevuela estos cuentos fechados en los a帽os noventa es un entramado perfecto de vigilancia social. El motor de promesas basadas en la extensi贸n de las privaciones y de delaciones en busca desesperada de recompensas m铆nimas es poderoso, est谩 en marcha y no se detiene. Sus engranajes trituran almas, corroen vidas, gangrenan cuerpos.

鈥淟a acusaci贸n鈥 muestra el tajo en el tel贸n del escenario, las manchas viejas en los trajes, el tras bambalinas de uno de los pa铆ses m谩s cerrados del mundo. All铆 donde no deber铆a haber m谩s que un mundo naturalizado a fuerza de rituales grandilocuentes y categor铆as para explicarlo todo, un escritor -o varios, da igual- ponen palabras y preguntas. Porque nunca el cuento es total. Se trata de un grito desesperado. Un convite a desperezar nuestra ignorancia. Y por sobre todas las cosas, es literatura en estado urgente. Con todo lo que la urgencia, ya sabemos, se lleva puesto en cuanto a formas y t茅cnicas narrativas.

La traducci贸n fue realizada a cuatro manos por el escritor y jurista espa帽ol Hector L贸pez Bofill y la artista coreana Hye Young Yu, responsables de acercarnos tambi茅n a autoras como Han Kang gracias a sus traducciones.

No sabemos qui茅n es Bandi. Pero tampoco sabemos qui茅nes son los autores y autoras cuyos nombres conocemos. En todo caso, quien haya escrito los relatos de 鈥淟a acusaci贸n鈥 es alguien capaz de condensar las injusticias y miserias de una vida en un bot贸n rojo cosido con hilo grueso, Y eso, eso es literatura, la que trae luz.



Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines anal铆ticos y para fines de afiliaci贸n y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus h谩bitos de navegaci贸n. Contiene enlaces a sitios web de terceros con pol铆ticas de privacidad ajenas que podr谩s aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el bot贸n Aceptar, acepta el uso de estas tecnolog铆as y el procesamiento de tus datos para estos prop贸sitos. M谩s informaci贸n
Privacidad