Lucius Aemilio Paterno. De una pequeña ciudad romana de Hispana a héroe del Imperio

El territorio alrededor del actual pequeño pueblo de Isona, ha sido un área ocupada desde época antigua. Se conocen algunos vestigios anteriores a la ocupación romana pero es a partir del siglo I aC con la fundación de la ciudad romana de Aeso, que este territorio será la punta de lanza de la romanización de…

El territorio alrededor del actual pequeño pueblo de Isona, ha sido un área ocupada desde época antigua. Se conocen algunos vestigios anteriores a la ocupación romana pero es a partir del siglo I aC con la fundación de la ciudad romana de Aeso, que este territorio será la punta de lanza de la romanización de la Cataluña interior.

Lápida con la inscripción de Lucius Aemilius Paternus. Museo Conca Dellà. Foto: Jose Luis Muñoz

Una parte de esta ciudad, como un fragmento de la muralla, hoy es visible y gran parte se conserva en el subsuelo de la población actual. El Museo de la Conca Dellà y el Museo de Arqueología de Cataluña (MAC) muestran parte de este legado, como la excelente colección de lápidas epigráficas encontradas en el término de Isona y Conca Dellà.

Esta epigrafía nos ha permitido conocer la vida de un importante personaje, Lucius Aemilius Paternus. Lucius, que había nacido a finales del siglo I dC en una rica familia de Aeso conectada con las élites de poder, aún más raíz de su matrimonio con Atilia Vera, hizo una notable carrera militar que le llevó por todo el imperio.

Su biografía es conocida por una completa inscripción conservada hoy en el Museo de Arqueologia de Cataluña. Una reproducción se puede visitar en el Museo de la Conca Dellà. Por esta lápida sabemos que era hijo de Lucius, que pertenecía a la tribu Galeria, que era del orden ecuestre y que inició una carrera militar en la época del emperador Trajano.

Lucius Aemilius Paternus participó y se convirtió en un héroe de las guerras dacias 101-102 dC y 105-106 dC (en la actual Rumanía) y en la campaña de la Pàrtia en 114-117 dC (actual Irán) campaña con la que el emperador Trajano hace llegar el imperio romano a su máxima expansión. Sabemos que fue condecorado tres veces por el emperador por el gran valor y fidelidad demostrados en sus acciones.

Lucius inicia su carrera militar como un soldado, alistándose en Tarraco en la Legión acurtelada en León, donde fue un distinguido soldado de la primera centuria (la que incluye las mejores tropas en una legión) y llega a centurión de la Legio VII Gemina. De allí pasó a centurión de la Legio I Minervia, centurión de la Legión VII Claudia y después de la Legio XIII Gemina. Fue ascendido en la Legio II Augusta, en la que fue centurión de IV Cohorte pretoriana, la élite del ejército romano y guardia personal del emperador en Roma. En esta unidad fue ascendido a Primus Pilli, máximo rango que podía alcanzar un militar de carrera al ejercido romano.

A modo de curiosidad, si utiliza la red social Twitter, hoy todavía podemos seguir la vida de nuestro personaje ya que él mismo nos lo cuenta en primera persona en @LuciEmiliPatern.

Escrito por Lucio Emilio Paterno

(@LuciEmiliPatern)



Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad